Parar la violencia

24/10/2014

La Fundación Friedrich Ebert nos invitó a trabajar con ellos sobre el tema de la violencia, la minoridad y el sistema penal. Buscaban plantear la discusión en las sociedad con una metodología diferente a la que habitualmente realizan, que suelen ser debates y seminarios. La idea era llevar esa discusión a un nivel mas amplio de público. No se pretendía dar un mensaje cerrado con una idea preconcebida sino invitar a la reflexión sobre algunos fenómenos que están cobrando mucha presencia en los medios y que se han instalado en la sociedad como problemas.

Click en las imágenes para verlas a pantalla completa

El planteo incluía abordar el tema desde el lenguaje fotográfico como forma de llegar con un mensaje que no solo tomara su dimensión discursiva tradicional sino que también involucrara una condición estética y visual.

Luego de un muy fructífero intercambio con la Fundación y otros actores vinculados  a estas temáticas, se definió presentar una serie de afiches basados en fotos que tematizan situaciones relacionadas con “violencias”.  Así surgieron: el encarcelamiento de jóvenes como solución al delito,  la pérdida de potencial humano que la violencia implica para la sociedad, el problema creciente de la justicia por mano propia y la proliferación de armas y vincular el tema de la paz a una opción social y cultural.

Al mismo tiempo se trabaja sobre la idea de que un problema complejo no se admite soluciones reduccionistas sino que necesita abordajes que contemplen toda su complejidad.
La paz y la no violencia son posibles si se convierten en proyecto político y cultural de las sociedades. La actividad busca sensibilizar y motivar reflexiones colectivas bajo el lema “Parar la violencia no admite atajos”.

Se definió darle un enfoque de falso documental a las fotos y presentarlas dentro de la oferta publicitaria tradicional del equipamiento urbano ya que en Uruguay estos mensajes no suelen convivir ya que en general las propuestas de orden social se presentan mediante “pegatinas”. Se planteaba como positivo el hecho de que la campaña estuviera presente en lugares “inesperados” para esta temática.

Por un momento se manejó incluso la posibilidad de presentarlas sin apelaciones ni frases de cierre, pero vista la circunstancia social y el plebiscito en curso  se estimó mas apropiado darle una orientación al sentido del afiche.

Las tomas se produjeron con modelos voluntarios y se trabajó cuidando la locación, producción y vestuario (que estuvieron a cargo de Mónica Talamás). Se buscó aportar a la sensación de violencia mediante una paleta muy baja cercano al monocromo y complementando eso con texturas intensas propias de locaciones derruídas que apelan en cierta medida al camino sin salida que es la violencia para una sociedad.

La actividad se cerró con un reducido conversatorio que sirvió de punto de difusión e intercambio que luego se replicó en las redes sociales.

Fotografía: BO! bo.com.uy Rafael Cambre, Fabián Bía, Álvaro Heinzen

Diseño y postproducción fotográfica: Kairos & Cronos

Producción y vestuario: Mónica Talamás

Imágenes de la producción: