Los concursos, el Mercosur y la libre circulación

27/09/2010

Con el paso de los años se han ido consolidando algunas iniciativas que apuntan a promocionar la incorporación de diseño a los productos Mercosur. Varios concursos se han instalado y constituyen una cita obligada para tomar el pulso a la disciplina.

El decano de estos concursos es el Salón de Diseño de Movelsul que ha sido un puntal para mostrar la capacidad de los diseñadores regionales y ponerlos en una vidriera de altísima calidad frente a actores calificados. Luego se han ido sumando FEDEMA en Formosa y mas acá en el tiempo se sumó el Concurso Integración Productiva en Muebles organizado por el Mercosur con el apoyo de los estados miembros a través de sus representantes oficiales.

Estos concursos constituyen una plataforma de exposición de la producción regional de primera categoría, permiten conocer la evolución de la disciplina en los distintos países y sirve de plataforma de lanzamiento para nuevos talentos.

Son oportunidades muy enriquecedoras en las que podemos interecambiar con colegas que de otra forma no veríamos y también son un pretexto inevitable para proponer cosas novedosas, de mayor vuelo conceptual que los que permite la práctica cotidiana. Son por esto un bien muy valioso para la comunidad de diseño del Mercosur, si es que podemos decir que exista tal cosa.

Ahora bien la participación en los concursos es muy costosa. Además del tiempo que implica el desarrollo de un producto competitivo, es necesario hacer frente a los costos de prototipado.

Estos concursos han establecido y parece que es totalmente correcto un procedimiento que implica que los pre-seleccionados luego de una etapa de anteproyecto que se juzga digitalmente, envíen prototipos que son evaluados por el juzgado en una o varias reuniones acotadas en el tiempo.

En general estos jurados tienen una composición internacional y los integrantes se reúnen en una o dos jornadas para evaluar todos los proyectos presentados.

El mayor problema es como enviar estos prototipos. Desde la perspectiva de aduanas estos son productos y como tal tienen que ser despachados. Pero aún así un despacho no garantiza que los habituales retrasos en la aduana no dejen el producto fuera del concurso.

Es muy común que algunos productos nunca lleguen o que queden trancados en la aduana impidiendo así la participación, como pasó en algunos casos de casi toda la delegación de un país.

Se han intentado miles de procedimientos, llegando en algunos casos a obtener declaraciones de interés ministerial, que a veces terminan siendo un boomerang que se vuelve sobre el envío porque esto hace que se demore aún mas el proceso de des-aduanado. La admisión temporaria también genera costos adicionales de participación porque en todos los casos implica la incorporación de un despachante de aduanas.

¿No es hora de ir pensando que podríamos generar un procedimiento que facilite el intercambio de conocimiento entre nuestros países?

Estos prototipos, en general sólo viajan al concurso y muchas veces es difícil traerlos de vuelta por los mismos problemas y costos asociados. Se dispersa así el conocimiento y se pierden aportes valiosos.

Quizás se podría generar un régimen especial donde la institución organizadora del concurso inscriba el evento en aduana de forma tal de poder identificar a todos los autorizados a enviar prototipos. De esta manera quedaría claro que son muestras que se envían con el solo propósito de ser evaluadas en un concurso y evaluadas en una muestra. Simplificando así el proceso de envío.

La institución organizadora podría enviar a las respectivas aduanas un documento con el detalle de los participantes, del cual se podría enviar copia cada uno de ellos para que adjuntandolo al prototipo para que funcionara como despacho para una admisión temporal y sin trabas de ningún tipo. Lo ideal sería poder despachar por correo o mediante algún transporte terrestre los prototipos sin tener que estar penando porque la admisión pueda dejar el producto fuera del concurso.

Con mucho esfuerzo los países estamos trabajando en la construcción de nuestros sistemas de diseño, es necesario pensar también en términos regionales e ir pensando en un sistema Mercosur de diseño.

Necesitamos construír integración, y para eso necesitamos instrumentos que lo permitan. Si no podemos facilitar el tránsito de ideas es dificil que logremos favorecer el surgimiento de una producción de alto valor agregado.

2 Respuestas a Los concursos, el Mercosur y la libre circulación

  1. seo pricing 20/12/2010 a las 12:59 pm

    Buena expedición y este post me ha ayudado mucho en mi asignacion de la universidad. Agradecimiento usted como su información.

  2. web promotion tips 20/12/2010 a las 4:40 pm

    Me gusta mucho su sitio. Excelente contenido. Por favor siga publicando cotent tan profunda.